Guerrer@s En Acción: la bordadora de sueños

This post is also available in: itItaliano (Italiano) enEnglish (Inglés)

¡Hola Guerrer@s!

Me gustaría empezar una sección en la que poco a poco os hablaré de los G.E.A. ¡Los Guerrer@s En Acción!

Por cierto ¿Sabéis que mi madre quería llamarme GEA? Como la diosa que personificaba la Tierra. A mi padre le encanta la Tierra pero ese nombre no le convencía… él era más del rollo bucólico/naturaleza en plan Mar, Sol, Alba, ya sabéis, cosas así. Yo me pregunto por qué no se esperaron un poco a que yo misma decidiera qué nombre quería tener… aunque con lo rápido que va este mundo me imagino que eso es mucho pedir.

Pero bueno, fijaros, al fina Nina es un nombre que nos encanta a los tres. Ahora mi madre dice que fue ella la que lo propuso, que es muy original en Italia, un nombre internacional, y mi padre dice que no, que lo propuso él, que le gustaba mucho el nombre (y también Nina Simone -igual que a mi Mamá-)… y yo me parto de risa escuchando la conversación, que se repite una y otra vez 🙂

En fin, perdonadme, a veces mezclo unos temas con otros. Vamos a lo que vamos. Como ya sabéis, desde que publique esta página más de cien personas han realizado donaciones para investigación y la web lleva más de 37.000 vistas desde más de cien países. Pronto publicaremos otra actualización de lo que hemos conseguido hasta ahora.

En cualquier caso, algo muy importante es que, entre todos, hemos creado un ejército contra la glucogenosis y muchos guerrer@s, muy especiales, ya se han embarcado proactivamente en diferentes misiones que tendrán un gran impacto.

Todos estáis ya al tanto, por ejemplo, de las hazañas del Tito Adolfo que corrió decenas de kilómetros por mi o de “Pollo” – el amigo de mi papa – que me ayudó a crear esta web. Además, se han llevado a cabo otras iniciativas que os iremos contando y otras están en preparación.

Hoy quiero presentaros, en concreto, la bonita historia de una gran guerrera la bordadora de sueños:

Érase una vez una artesana, una bordadora, que a través de sus mantillas bordaba sueños para causas justas. La belleza de sus creaciones asombraba por doquier y comerciantes de todas partes pugnaban por conseguir una.

En cada una de sus mantillas sólo aquellos predestinados al cumplimiento de una gran empresa podían leer el sueño que la mantilla encarnaba y descifrar cómo cumplirlo. Que la bordadora decidiera bordar para ti, era siempre un privilegio muy especial al alcance de muy pocos. Nobles señores anhelaban tener algún día una mantilla que describiera su propio sueño pero ésta sólo llegaba a personas con un corazón fuerte y valiente que tuvieran el coraje de enfrentarse a su destino y cambiar el mundo.

A día de hoy, estando la artesanía tristemente en peligro de extinción y cuando ser artesano es ser revolucionario, hay una bordadora de sueños que continúa la tradición de sus predecesoras. Una bordadora cofrade de Alcalá la Real – que compartió aula en el colegio con mi papá hace ya décadas – ha reaparecido en nuestras vidas en un momento tan complicado como éste y le ha entregado un regaló para mí, una mantilla con un sueño: vencer la batalla contra la glucogenosis 1b. Cada hilo y cada puntada de esa obra de arte es uno de vosotros, guerreros, y todos juntos descifraremos como cumplir este sueño.

Ya tengo nueve meses y medio ¡El tiempo pasa volando! Durante este tiempo he aprendido que los regalos no se regalan y menos aún se venden. Sin embargo, mi amiga, la bordadora cofrade, nos ha recomendado que subastemos la mantilla para financiar la investigación, la llave que nos abrirá las puertas del éxito. Es imposible ponerle precio a algo tan valioso pero lo que obtengamos nos resultará tremendamente útil para seguir avanzando juntos. Os mantendremos informados.

Gracias bordadora de sueños. Gracias guerrera.

Si tenéis alguna idea para poner en práctica de forma individual, colectiva, con vuestros amigos o empresas para seguir consiguiendo fondos y queréis pasar a ser guerrer@s en acción… ¡No dudéis en contactarme!

Un fuerte NinAbrazo.

2 pensamientos en “Guerrer@s En Acción: la bordadora de sueños

  1. Ciao Nina, sono Alba, un’altra piccola Italo spagnola nata nel 2017. La mía mamma e il mío papá, dopo aver letto la tua storia, hanno decido di fare un regalo speciale a nonno Guido per il suo compleanno (oggi compie 60 Anni!): Una goccia nel mare Della speranza di trovare una cura per la malattia che Rende la tua vita (e quella di tanti altri bambini) cosi complicata! Ti mandiamo tutti un abbraccio forte, a te e alla tua famiglia coraggiosa. Speriamo di avere presto buone notizie dal team di ricerca e magari un giorno di giocare insieme!

    1. Le tue belle parole mi hanno commossa, grazie per dedicare tempo e cariño. Grazie perché questo meses sono stata in ospedale 3 volte, il mio corpo va in continua ipoglicemia senza apparente motivo e nonostante i rigidi controlli di mamma e papà. Condividiamo l’anno di nascita, le lingue e l’amore per due paesi mediterranei bellissimi, i nostri cuori sono a quattro colori!
      Saluto a voi e al nonno che spero conserverà il regalo prezioso della speranza che gli/ci avere regalato. Anch’io spero di poter giocare presto con te 🙂

      Un NinAbbraccio

Deja un comentario